Toma de decisiones, The Work de Byron Katie y Elma Roura

Toma de decisiones, The Work de Byron Katie y Elma Roura

Toma de decisiones, Byron Katie y Elma Roura

Este artículo, capítulo, podcast, whatever, está inspirado en tres mujeres y sus metodologías. Ellas forman parte de mi inmenso puzzle de recursos que, aunque soy incapaz de aplicar como a mi me gustaría o desearía, en momentos importantes me ayudan a darme cuenta de que la respuesta siempre está dentro de uno mismo.

Las decisiones importantes, es bueno tomarlas con la mente lo más clara posible. Sabiendo diferenciar cuando está nuestra propia sabiduría hablando, o cuando son nuestros miedos los que mantienen el diálogo.

Son muchos los expertos en neurociencia y psicología los que están empezando a divulgar en internet sobre el tema de la toma de decisiones, hablando del desgaste energético del cerebro, de las microdecisiones que tomamos cada segundo prácticamente, y de cómo ser “mejores” en este aspecto.

Recomiendo especialmente esta entrevista de Marcos Vázquez a Rosa Molina sobre este tema. Pero no es por aquí por donde va el artículo de hoy.

Este artículo va más allá de medir los pros y contras cuando vas a tomar unas decisiones que afectan considerablemente a tu vida y/o la de los tuyos. No va de la gestión del arrepentimiento, o del sentir que te has equivocado. No va conocer que cuando dudas entre dos opciones es porque las diferencias entre ellas no son tantas. No va de visualizarte a largo plazo.

Habla de saber si de verdad quieres dar ese paso, más allá de análisis racionales, medidos o cuantificados. Habla de escucharte.

Os dejo el enlace al episodio del podcast y el video y continuo con sus comentarios más abajo.

Recordad que este podcast lo tenéis en Ivoox, Spotify, Google Podcast, Apple Podcast, Anchor y otras plataformas.

Elma Roura

 

El otro día, la experta en Tantra, escritora y docente Elma Roura, publicó un mensaje en su cuenta de Instagram que me ha ayudado a aclarar mis ideas respecto a un movimiento que tenemos que hacer en la familia.

El post era este y hablaba de la intuición o sabiduría interior, y de cómo la podemos confundir con el miedo, lo teníes en este link y os dejo inserción.

A este mensaje poco hay que añadirle, para mi está claro, pero ¿cómo limpiar ese filtro?

Siempre nos han dicho que nos fiemos de nuestras sensaciones corporales pero, la realidad es que esas sensaciones físicas pueden estar naciendo de creer nuestros propios pensamientos. Pensamientos basados en el miedo que nos alejan de escuchar nuestra voz. Son turbulencias, perturbaciones que nos impiden andar con paso seguro.

Y os cuento esto porque había que tomar una decisión importante en la familia, y ante la pregunta y el planteamiento, ante la inmediatez, la inocencia, y el ir directo al grano de la pregunta mi respuesta fue un SÍ.

Un sí enorme, lleno de ilusión, alegría, confianza, fuerza… Un sí como la copa de un pino. Sin peros.

Y ese sí se mantuvo días, me iluminaba la cara cada mañana, era una energía enorme que llevaba en volandas todos el día.

Hasta que llegó el miedo, las dudas, las preguntas… El bien conocido “canguelo”. Y aquí es donde yo me pregunto. ¿Es esta la voz del conocimiento y la sabiduría interior? ¿O es la que salió más espontánea y clara, la verdadera voz de la sabiduría?

The Work, por Byron Katie

 

Elma Roura es facilitadora del método de “The Work” de Byron Katie. Este método es una opción más para identificar y cuestionar los pensamientos que causan perturbación, miedo o sufrimiento a las personas.

Es una manera de encontrar la paz dentro de ti y en el mundo “sencillamente” cuestionando los pensamientos que nos vienen y entrando en estados meditativos para encontrar tus propias respuestas.

Y pongo “sencillamente” entre comillas porque lo más probable es que no sepamos qué cuestionarnos realmente, y ahí está el quid de la cuestión, entre otras cosas.

Según dice ella en su propia página web: “Katie comprendió que cuando creía que algo debería ser diferente de cómo era («Mi marido debería quererme más», «Mis hijos deberían apreciarme») ella sufría, y que cuando no creía estos pensamientos, sentía paz. Vio que la causa de su depresión no era el mundo alrededor suyo, sino lo que ella creía respecto a ese mundo.”

El método de Byron se basa en cuestionar los pensamientos, en preguntarte si son verdad y responder sin ninguna duda. Sin peros. Y para hacer todo ese recorrido es necesario cuestionarnos esto a un nivel muy profundo, entrando en un estado meditativo en el que la mente se calma, los miedos y creencias bajan la guardia y nace tu verdadera voz.

Sí, esto es la clave y lo complicado.

Entonces, ante las preguntas que formulaba al principio ¿Es esta la voz del conocimiento y la sabiduría interior? ¿O es la que salió más espontánea y clara, la verdadera voz de la sabiduría? Os contestaría que casi ninguna de las dos, porque ambas salieron en un estado de No Calma. En un estado de miedo o en un estado de máxima ilusión en el que realmente no has sopesado, integrado y preguntado nada.

Pero si me tuviese que fiar más de una sería de la primera. Pues fue más genuina, más sincera, visceral y pura. Pero no deberíamos tomar decisiones basadas en estos estados impulsivos ¿verdad?

La segunda está cargada de pensamientos sobre si seremos capaces, sobre si sabremos hacerlo, sobre si será positivo para todos, sobre si lo pasaremos muy mal, sobre si podremos sostener las malas rachas…

Y no veo mal escuchar esos pensamientos, tomar precauciones, estar preparados… El problema viene cuando nos pegamos a ellos y los pensamientos nos generan angustia, estrés, malestar, sensaciones de miedo real.

Y aquí es donde estoy empezando a diferenciar que la mente y sus miedos van por un lado, y que es necesario separarse de ellos. No para aferrarse a unas decisiones impulsivas, sino para darte cuenta de que es necesario entrar en ese estado de calma que comentan Byron y Elma y preguntarte sinceramente qué es verdad de eso y qué no.

Y por esos lares estoy pasando, y haciendo esfuerzos por no caer en el bucle de identificarme con esas voces, de pegarme a ellas y que se manifiesten en mi cuerpo en forma de presión en el pecho, ansiedad, incomodidad, estrés…

Intentando encontrar el momento de sentarme y hacerme una y otra vez esas preguntas, dejar que entren en mi, en un estado de calma, y dar el tiempo suficiente a que la respuesta salga de dentro, sin peros, sin dudas.

Para quien le interese este trabajo, aquí os dejo documentos que te puedes descargar desde la propia página web de The Work.

Página en español: https://thework.com/sites/espanol/

Aquí están las instrucciones de cómo hacer las preguntas: https://thework.com/wp-content/uploads/2019/03/instrucciones.pdf

Aquí os dejo una lista de creencias universales en las que nos podemos ver muy identificados: https://thework.com/wp-content/uploads/2018/02/universalbeliefs_Spanish_14oct2010.pdf

Aquí os dejo una lista de emociones para que podamos aprender mejor a identificar cómo nos sentimos: https://thework.com/wp-content/uploads/2018/02/Emotions_and_reactions_list_spanish_A4_04jan2012.pdf

Poner a los pensamientos en su lugar

 

Marina Díaz, psicóloga que divulga a través de sus cursos de Psicosupervivencia, que algunos tengo comprados y practicados, comentó en una charla privada diversas técnicas para poder alejarnos de los pensamientos que nos impiden avanzar en nuestra vida.

La charla estaba enfocada a otro sector de la vida, no tanto a este que hoy os estoy comentando, pero sus consejos me sirvieron igual.

Esta estrategia quizá es menos “mística” que la anterior, y puede que a personas más dadas a la acción, el análisis y las racionalidad, le venga mejor.

En muy resumidas cuentas, lo que ella mencionaba era que identificáramos los pensamientos saboteadores, aquellos que nos alejan de lo que verdaderamente queremos, para después ponerlos más alejados de nosotros.

Es un ejercicio que puedes hacer mentalmente o físicamente. Físicamente puedes escribir los pensamientos saboteadores en un post-it y pegarlos en una de las paredes de tu casa, de manera que no están pegados a ti, están en aquella pared, y tú los puedes ver de lejos.

Y mentamente esto lo puedes hacer imaginándote esta escena anterior en tu cabeza, poniendo esos post-it en una pared imaginaria de tu mente.

Con esto empiezas a darte cuenta de que esos “ítems” o “pensamientos” son cosas externas que no tienen por qué dirigir tu vida, sino que son como satélites o “aliens” que ella los llama, que quieren apoderarse de ti pero que tú, como persona última que toma las decisiones, decide si les dejas que te posean o no.

Identificarlos y apuntarlos ayuda a que, cada vez que aparecen puedas reconocerlos y reconocer que eres tú quien manda y eres tú quien decide si dejar que se peguen y te impidan hacer las cosas, o no.

Bueno, no es tan fácil pero con la práctica se mejora.

Esta es, entonces, otra de las estrategias que uso para cuando aparecen mis pensamientos miedosos y de canguelo sobre el tema en cuestión.

Aquí os dejo la web de Marina por si os sirven algunos de los cursos que imparte. A mi me parecen muy útiles, pero solamente puedo hacer unos pocos por falta de tiempo, excusas, prioridades y otras cosas varias que estoy intentando mejorar: https://www.psicosupervivencia.com/

Conclusión

 

Tomamos decisiones todo el rato, constantemente, y el cerebro nos ayuda a hacerlo de manera automática para ahorrar energía. Pero hay decisiones que necesitan algo más que un buen estruje de sesos. Necesitan estar conectadas con lo que de verdad quieres, en el fondo de tu ser.

Cuando el cuerpo habla, cuando está alterado ya sea un extremo u otro, es toda una experiencia intentar preguntar desde la calma qué está pasando. Si identificamos qué emoción nos está llevando a ese estado y la cuestionamos, si nos preguntamos si eso que nos estamos diciendo es cierto, quizá encontremos esa voz interior de sabiduría.

Yo soy de las que piensan que todos tenemos las respuestas que necesitamos dentro de nosotros.

Si te ha gustado el tema o quieres saber más sobre lo que he contado arriba, estoy aquí.

Don't worry que yo te encuentro

Suscríbete a la newsletter y recibe directamente los avisos de nuevos artículos en tu bandeja de entrada. Así no tienes que buscarme 🙂

Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.