Menstruación Personal Preovulatoria

Virgen y creatividad

Estoy en el día 10 del mes, en lo que llaman preovulatoria o fase de la virgen. Desde hace varios meses estoy chequeándome el cuerpo día tras día para poder encontrar un patrón de comportamiento, de habilidades, de motivaciones, de comportamiento al fin y al cabo.

By

Estoy en el día 10 del mes, en lo que llaman fase preovulatoria o fase de la virgen. Desde hace varios meses estoy chequeándome el cuerpo día tras día (no todos pero casi) para poder encontrar un patrón de comportamiento, de habilidades, de motivaciones, de funcionamiento al fin y al cabo.

Para aquellos y aquellas que no estén muy puestos en el tema, la mujer vive cuatro etapas al mes que tienen unas características muy marcadas o definidas. Si una mujer se escucha cada día, apunta las sensaciones y emociones, los cambios físicos y mentales, entre otras cosas, puede llegar a descubrir que es cuatro mujeres en una. Por eso siempre creemos que somos inestables. Ahí está la respuesta.

En esta primera fase de la virgen, que son más o menos los siete días después de haber menstruado, mi sensación es de energía, de determinación, de autoestima, entre otras muchas cosas. Pero lo que más me llama hoy mismo la atención, es cómo me afecta en mi trabajo.

Mis labores son gestionar, diseñar, escribir y planificar, básicamente. No es poco ¿eh?. Pues en esta semana noto que la creatividad se me dispersa, que me cuesta mucho empatizar con el tema en cuestión para ponerme a desarrollar algo nuevo. Me cuesta ponerme a dibujar, me cuesta ponerme a escribir sobre temas emocionales o que impliquen subjetividad. En definitiva, me cuesta ser artista o publicista.

Sin embargo, en esta semana me resulta fácil planificar, estructurar, leer textos aburridos y objetivos. Adelanto trabajo organizando y dirigiendo. Gestionando proyectos en los que desgrano lo que hay que hacer, los pasos a dar…

El otro día leía a una amiga en Facebook que estaba «alucinando» porque no paraba de trabajar y no se cansaba. Amiga mía, eso puede coincidir con tu primera o tercera semana del mes. Si empiezas a investigar lo que te cuento, seguramente encontrarás un patrón. Y lo mejor es que sobre ese patrón se trabaja mucho mejor.

Dato: no todas somos iguales y no todas respondemos igual ante las diferentes fases, por eso lo suyo es llevar tu propio diario y no guiarte solamente por los textos «científicos».

Debemos conocernos a nosotras mismas y nuestros bioritmos, nuestras energías según la semana en la que estemos. Así dejaremos de luchar contra corriente, dejaremos de querer trabajar duro cuando el cuerpo pide reposo, dejaremos de querer hacer tareas artísticas o emocionales cuando el cuerpo nos pide planificación, determinación, objetividad. ¿No te parece interesante?.

¿Sigues un estudio de tus días en base a alguna estructura personal o de otros? ¿Qué notas tú en tu trabajo en la semana de la virgen o preovulatoria? ¿y qué notas en tu casa o con tus amigos o amigas?

Quiero aclarar que no soy una experta en el tema. Este es mi espacio de expresión y en él plasmo mis avances en este y otros asuntos. No me machaquéis si algún dato que he dado no es ajustado a vuestra realidad o la realidad general. Aquí escribo desde mi propio punto de vista. Gracias por respetar.

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

You may also like

Comments (9)
  1. ItsasneMiren 7 meses ago

    ¡ME ENCANTA! A mí me pasa lo mismo. Es realmente interesante distinguir las fases de nuestro cuerpo y su energía. Sigue por favor contándonos este tipo de cosas tan chulas e interesantes. ¡Soy fan!

    Reply
    • Anita 7 meses ago

      Gracias, seguiremos compartiendo. ¡Mil gracias! 🙂

      Reply
  2. Cristina 7 meses ago

    Decirte que desde haces también unos meses también me oigo mucho , quizá por circunstancias hormonales no preocupantes ,pero entiendo perfectamente los trastornos o periodos hormonales de los hablas.

    Reply
    • Anita 7 meses ago

      Hi Cris, yo no les llamaría trastornos o periodos hormonales, ya que realmente estos cambios o ritmos mensuales es nuestro patrón habitual. Es decir, que no hay que verlo anormal. El problema es cuando no nos lo explican bien y pensamos que tenemos un problema porque no somos todos los días iguales. Tal y como me dijo una amiga, no somos soles, somos lunas. Cambiamos semana a semana, día a día, pero si ves el mes completo es ahí donde encontramos vuestro verdadero ritmo. Gracias por comentar guapísima.

      Reply
  3. Irene Forteza 7 meses ago

    ¡Hola Anita!
    Desde hace algún tiempo, cuando tengo algún estado anímico o emoción especialmente intensificada (alegría, tristeza, enfado, entusiasmo, pereza…), siempre pienso en la semana del mes en la que estoy y en si en breve tendré o no el período.
    Me parece muy interesante la idea que compartes sobre estudiarnos/escucharnos (cada una a sí misma), durante unos cuantos meses, con el fin de encontrar la llave, con el fin de encontrar ese patrón personal del que nos hablas. Trataré de hacerlo.
    Ojalá compartas más información sobre cada etapa mensual con la que nos toca lidiar a las mujeres.
    Un abrazo.

    Reply
    • Anita 7 meses ago

      Gracias Irene, mi idea este año es compartir. Lo que sea. Compartir conocimientos sobre la menstruación, al educación, valores, mi punto de vista… Lo que sea que me inquieta e interesa. Así que si estás al otro lado escuchando lo haré más que encantada 🙂 Cualquier cosa que quieras compartir tú también, ya sabes donde estoy. Muack!

      Reply
  4. Verónica 6 meses ago

    Este tema me interesa muchísimo…Tengo en casa el libro de Luna Roja, que justo trata sobre todo ésto…me falta terminar con lo que estoy y empezar. Lo que sí que llevo es un apunte diario de cómo ha sido mi día, por colores. Quiero tener una visión global, ¡muy visual! Lo de escucharnos lo cambia todo…Sigue contándonos 😘

    Reply
    • Anita 6 meses ago

      Hola Verónica, gracias por comentar. Si, Luna Roja es un buen libro para empezar, para mi gusto a veces sus ejercicios son de nivel alto pero las explicaciones son perfectas. Lo de los colores está muy bien también y te ayudará mucho. Una vez te sabes la teoría, además, puedes reconocerla mejor en ti. Yo ya estoy en la fase de la madre y parece que de un día a otro la energía cambie, está muy guay. El siguiente post irá sobre eso. Te veo por aquí. ¡Un abrazo!

      Reply
  5. […] Esta de arriba es la Fase de la virgen o preovulatoria, o semana justo después de menstruar. La que os cometé en el anterior post. […]

    Reply

Post A Comment

Your email address will not be published.